Inicio » Más (Página 3)

Archivo de la categoría: Más

Seguir el blog:

Benchmark Email
Powered by Benchmark Email

Lo que leo:

Too big to fail de Andrew Ross Sorkin, o cómo se desató la mayor crisis financiera en décadas

61Sy1mRL4lL._SY344_BO1,204,203,200_Me acerqué a este libro intentando comprender las claves que nos llevaron al devastador crac financiero que comenzó en 2008 y que derivó en la profunda crisis que le siguió y en la que todavía estamos inmersos (en algunos lugares más que en otros, como es bien conocido).
El autor nos presenta su obra, no como un ejercicio académico o un sesudo análisis, sino como un relato de los acontecimientos y los protagonistas que intervinieron en el desenlace del colapso. Por las páginas de este voluminoso libro (618 en mi edición de bolsillo) desfilan un montón de personajes, y vemos cuáles fueron las decisiones que tomaron en los días más frenéticos de la crisis (septiembre de 2008). Quizás ese, precisamente, es el punto fuerte del libro; a medida que avanzamos en la lectura, vamos formándonos nuestra opinión e intuimos cuáles fueron las causas de la crisis.
De esta manera, a mí me queda claro que en la base de la crisis los factores más relevantes fueron unas entidades financieras excesivamente endeudas (como el resto del mundo) fruto de una política expansiva de dinero fácil y barato; unos gestores muy proclives a realizar inversiones arriesgadas y sobre productos muy complejos, que les reportaban astronómicas remuneraciones; una normativa laxa, y unos reguladores muy sensibles a los deseos de los grandes bancos en un entorno endogámico; unos bancos muy interrelacionados que expandieron lo malo (y bueno, cuando lo hubo) como una epidemia mortal; y por qué no decirlo, una bonanza económica de la que no se había disfrutado en décadas que hizo de lubricante, y de la que todos queríamos participar (y nos hicieron creer que era posible).
Los banqueros son mostrados como actores en una desesperada lucha contra el reloj para que su institución no sea la siguiente en caer, perder su puesto y sus jugosos honorarios. Egoístas obsesionados con salvar su culo (nada de patriotismos ni defensas del libre mercado), que no dudan en suplicar la ayuda de la Administración americana. Una Administración que se ve incapaz de hacer frente al tsunami que se le viene encima, y que titubea sobre si deja actuar al mercado, pero que al final intervine con todas las herramientas a su alcance, incluida la constitución de un banco malo (¿les suena?).
Y de todo aquello, ¿qué hemos aprendido? Me temo que bien poco. La tan cacareada modificación de la regulación de las entidades financieras para hacerla más rígida se ha quedado a medio camino, los bancos supervivientes tienen un tamaño descomunal con lo que su riesgo sistémico es mayor que nunca, no ha habido asunciones de culpa, y como mucho, se ha dado carpetazo al asunto a base de multas, pero sin depurar responsabilidades. Si no se implementan medidas correctoras, corremos el riesgo de que, cuando haya pasado tiempo y nos hayamos olvidado, algunos vuelvan a correr grandes riesgos y cometer los mismos errores.

En definitiva, este es un libro necesario para comprender un momento de la historia. Quizás es un poco largo, aunque su lectura es amena como pudiera ser la de una novela de intriga, sólo que ésta no es ficción.

IFRS as global standards: a pocket guide de Paul Pacter

1807Este libro hace honor a su título: se trata de un breve manual para introducirse en las normas internacionales de contabilidad, y para hacer consultas rápidas. Yo esperaba un libro más detallado (e incluso físicamente más grande), pero sólo proporciona información general sobre las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera).

El libro está dividido en tres secciones:
Visión general de las normas de contabilidad: qué son las NIIF, cómo funciona la Fundación IFRS, cómo el IASB (International Accounting Standards Board) establece las normas, una lista de las normas vigentes a 1 de julio de 2014…

Esta parte puede ser especialmente útil para aquellos que se acercan a los estándares internacionales por primera vez.

Información sobre el uso de las NIIF: esta sección (la parte principal del libro) muestra cómo las NIIF están siendo adoptadas en varias jurisdicciones (130 en total). Hay un breve informe explicativo para cada una de esas jurisdicciones.

Creo que esta parte no es muy atractiva para la mayoría de los lectores; sin embargo, puede ser un primer paso para aquellos que necesitan saber cuáles son los principios y normas contables de aplicación en un país en particular.

Resumen de las NIIF: esta es la sección más interesante, donde se analizan brevemente los principales principios de la NIIF. Se utiliza un lenguaje no técnico y tiene la intención de ofrecer un retrato de la estructura y contenido de las normas.

En definitiva, este es un manual para conocer las ideas básicas de las NIIF, la forma en que se aplican en las distintas jurisdicciones, y cuáles son las normas vigentes.

“Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey

los-7-habitos-de-la-gente-altamente-efectiva_9788449324949Se trata este de un libro con mucha difusión y, a estas alturas, no hago ningún descubrimiento trayéndolo a colación. De hecho, la primera publicación data de 1989 y mi ejemplar es la decimoquinta impresión de una edición de bolsillo. Por tanto, nada nuevo bajo el sol, pero ha sido ahora cuando he abordado esta obra, y quería compartir mis reflexiones.
En primer lugar, he de decir que la redacción me ha resultado un poco densa. Había puntos en los que pareciera que estaba abordando pasajes bíblicos o un ensayo filosófico. Algo que se explica, en parte, por el fervor religioso del autor, sin olvidad, que como profesor también impartió asignaturas relacionadas con la Filosofía. Quizás uno espera una composición más sencilla y directa para un libro en el ámbito del desarrollo personal y organizacional. Pero tampoco diría que cuesta leer.
No voy a enumerar todos los hábitos, pero sí quiero mencionar aquellos que me han parecido más prácticos:

  • Hábito 2: empiece con un fin en mente. Seguramente todos en algún momento nos encontramos un poco perdidos y como si nos arrastrara la inercia de la corriente. Aquí se propone definir una misión personal (que puede concretarse en el ámbito profesional), los principios y valores que nos guíen y, finalmente, los objetivos para cada uno de los ámbitos que definamos. De esta manera caminamos teniendo en la mente una meta. Creo que no es necesario un ejercicio muy sesudo y que requiera mucho tiempo (aunque eso depende de cada uno), pero no está mal aislarse un poco y reflexionar con uno mismo sobre algunos aspectos relevantes en nuestra vida.
  • Hábito 3: primero lo primero. Seguramente el más útil de todos los hábitos y de los que más aplicación tenga en el área profesional. Consiste en definir, jerarquizar y priorizar las tareas (que nos ayuden a conseguir las metas definidas en el hábito 2). Pero no solo eso, también hay que ser consciente de las tareas importantes y no urgentes (cuadrante II) y emprenderlas, porque son las que nos ayudan a incrementar la capacidad productiva, a ser más eficientes. Tener una hoja de trabajo semanal, por lo menos, nos ayuda a fijar los compromisos y orientarnos hacia nuestras mentas.
  • Hábito 4: piense en ganar/ganar. Me ha gustado el concepto de mentalidad de abundancia. El hecho de que hay que buscar en la negociación opciones de victoria para todos. En concreto la propuesta de “ganar/ganar o no hay trato” representa un planteamiento honesto y valiente, aunque pienso que difícil de hacer entender y practicar.

Algunas veces al autor se le va un poco la mano, cuando habla del funcionamiento del cerebro como si fuera un científico; o cuando nos receta un ejercicio físico determinado; o cuando se pone mojigato llamándonos a la rectitud. Creo que si el lector toma un poco de distancia, y se centra en los aspectos más relevantes, puede obtener conclusiones e, incluso, herramientas que le sirvan. Aunque, claro está, para conseguir resultados, como con todo, hay que trabajar y ser constante. Que nadie pretenda leer un libro, y sin mover un dedo, ser tan siquiera un poco más efectivo.

Selección de idioma: