Home » Más (Page 2)

Category Archives: Más

Seguir el blog:

Benchmark Email
Powered by Benchmark Email

Lo que leo:

Focus de Daniel Goleman

focus fondo TRADE pantone 137 Y 506 OK.inddEste libro abunda en algunos de los conceptos recogidos en el superventas Inteligencia Emocional del mismo autor. El sugestivo subtítulo (desarrollar la atención para alcanzar la excelencia) nos da una idea relativamente clara del asunto de partida: la distracción y su importancia en la calidad de nuestro desempeño, ya sea en el ámbito profesional, deportivo, familiar… Y este no es un asunto menor en nuestra sociedad, donde se multiplican las distracciones e interferencias sean del tipo que sean.
En este sentido, la primera parte del libro aborda la atención desde el prisma científico y del comportamiento del cerebro. Y desde ahí se introducen conceptos como la conciencia abierta, que nos permite disfrutar del momento, frente a la reactividad emocional, que nos hace quedarnos atrapados en detalles irritantes. ¡Cuántas veces perdemos el hilo de lo que estamos haciendo porque no nos podemos quitar de la cabeza aquella discusión, o aquel comentario, o aquella mala cara…!
El libro gira en torno al concepto de la autoconciencia (el conocimiento de uno mismo), una suerte de brújula interna que nos permite estar alineados con nuestros valores y enfocarnos (de ahí el título) en la consecución de objetivos. Solo desde este conocimiento podremos, según el autor, practicar el autocontrol que, entre otras cosas, consiste en demorar las gratificaciones, gestionar los impulsos, autorregularse emocionalmente o planificar. Con el dominio de la conciencia de uno mismo y su control podremos gestionar nuestra voluntad, que en definitiva, es la que nos permite mantener nuestra atención y centrarnos, por encima de impulsos, hábitos o deseos.
¿Cuál es la propuesta para alcanzar la excelencia? Desde luego, para un gran nivel de desempeño es necesario mucho tiempo de práctica (se hace mención a la regla de las 10.000 horas), pero acompañada de la concentración (atención plena) así como el apoyo de un maestro o entrenador. Por mucho tiempo que dediquemos, por ejemplo, a mejorar nuestra marca en natación, poco avanzaremos si no nos concentramos en nuestro estilo y no recibimos el feedback de nadie sobre nuestro desempeño.
Para mejorar y trabajar la atención el autor propone la práctica de la meditación, y en concreto, algo que ahora está muy en boga, el mindfulness como una “herramienta orgánica de enseñar habilidades de concentración”. A grandes rasgos, este es un adiestramiento mental que nos permite desarrollar la capacidad de centrarnos y romper con la cadena de pensamientos y diálogos internos que tanto nos pueden irritar y desviar.
Se tratan otros temas como las características del líder enfocado, sobre todo en el ámbito de las organizaciones, que debe gozar de una visión amplia o sistémica para orientar al equipo y de la empatía necesaria para gestionarlo. También se aborda la ecología, que desde mi punto de vista queda un poco fuera de lugar en el libro.
En definitiva, estamos ante una obra de corte científico (los estudios mencionados, las referencias y bibliografía son muy numerosos) que presenta de forma amena el asunto de la atención en nuestros días. No es un libro de autoayuda ni una guía práctica para la meditación. Se puede considerar como una sólida herramienta de introducción en la materia.

Avanzando, cómo lo hacen las mejores organizaciones, de Oriol Amat y Pilar Lloret

9788415735878Este es un libro muy accesible y de rápida lectura. A lo largo del mismo, los autores abordan aquellos aspectos que consideran determinantes en el éxito de las organizaciones. Así, comienzan con el liderazgo como una manera de ejercer la gestión, y la formulación de la estrategia. Siguen con los modelos de ingresos, costes y finanzas para concluir con las herramientas de control.
La explicación teórica va acompañada en sus diversas secciones con multitud de ejemplos y referencias a empresas con una ejecución exitosa. Las empresas mencionadas (sobre todo de ámbito nacional) son en su mayoría conocidas al lector, lo que puede ayudar en algunos casos a comprender o refrendar el mensaje.
Por lo general, creo que los diferentes temas no son tratados en profundidad. Entiendo que se debe a un deseo o necesidad de sintetizar el contenido. Los autores dan unas pautas básicas, muchas acompañadas por diagramas y cuadros, pero se quedan en la superficie a la hora de definirlas. En parte es comprensible, porque cada una de las secciones que componen el libro da por sí sola para uno o varios libros. Y casi para enciclopedias, como es el caso de la formulación de la estrategia.
Con respecto a los ejemplos, estos son abundantes y vienen a respaldar la exposición que se realiza. Entre las empresas mencionadas están algunas de las líderes en sus sectores como Mercadona, Zara, Ros Roca… En algunos casos, ocurre lo mismo que con la teoría: se detalla mucho el resultado y la posición alcanzada por un negocio, pero no llegamos a ver, o se definen de manera muy sucinta, los pasos exactos y concretos hasta llegar a su posición de excelencia. La necesidad de extractar, de nuevo, puede ser el motivo.
Me parecen especialmente útiles dos aspectos. Por un lado, la organización didáctica del libro en sus distintos capítulos y secciones, que facilita la lectura y comprensión. Y por otro lado, el hecho de acompañar con una bibliografía cada capítulo, que nos permite profundizar sobre un tema concreto.
En definitiva, se trata de un libro breve que aborda diversas áreas de la gestión organizativa, y que nos puede servir como punto de partida; algo así como un prontuario desde el que emprender el camino de la excelencia y liderazgo, teniendo como ejemplo a un puñado de empresas sobresalientes.

Too big to fail de Andrew Ross Sorkin, o cómo se desató la mayor crisis financiera en décadas

61Sy1mRL4lL._SY344_BO1,204,203,200_Me acerqué a este libro intentando comprender las claves que nos llevaron al devastador crac financiero que comenzó en 2008 y que derivó en la profunda crisis que le siguió y en la que todavía estamos inmersos (en algunos lugares más que en otros, como es bien conocido).
El autor nos presenta su obra, no como un ejercicio académico o un sesudo análisis, sino como un relato de los acontecimientos y los protagonistas que intervinieron en el desenlace del colapso. Por las páginas de este voluminoso libro (618 en mi edición de bolsillo) desfilan un montón de personajes, y vemos cuáles fueron las decisiones que tomaron en los días más frenéticos de la crisis (septiembre de 2008). Quizás ese, precisamente, es el punto fuerte del libro; a medida que avanzamos en la lectura, vamos formándonos nuestra opinión e intuimos cuáles fueron las causas de la crisis.
De esta manera, a mí me queda claro que en la base de la crisis los factores más relevantes fueron unas entidades financieras excesivamente endeudas (como el resto del mundo) fruto de una política expansiva de dinero fácil y barato; unos gestores muy proclives a realizar inversiones arriesgadas y sobre productos muy complejos, que les reportaban astronómicas remuneraciones; una normativa laxa, y unos reguladores muy sensibles a los deseos de los grandes bancos en un entorno endogámico; unos bancos muy interrelacionados que expandieron lo malo (y bueno, cuando lo hubo) como una epidemia mortal; y por qué no decirlo, una bonanza económica de la que no se había disfrutado en décadas que hizo de lubricante, y de la que todos queríamos participar (y nos hicieron creer que era posible).
Los banqueros son mostrados como actores en una desesperada lucha contra el reloj para que su institución no sea la siguiente en caer, perder su puesto y sus jugosos honorarios. Egoístas obsesionados con salvar su culo (nada de patriotismos ni defensas del libre mercado), que no dudan en suplicar la ayuda de la Administración americana. Una Administración que se ve incapaz de hacer frente al tsunami que se le viene encima, y que titubea sobre si deja actuar al mercado, pero que al final intervine con todas las herramientas a su alcance, incluida la constitución de un banco malo (¿les suena?).
Y de todo aquello, ¿qué hemos aprendido? Me temo que bien poco. La tan cacareada modificación de la regulación de las entidades financieras para hacerla más rígida se ha quedado a medio camino, los bancos supervivientes tienen un tamaño descomunal con lo que su riesgo sistémico es mayor que nunca, no ha habido asunciones de culpa, y como mucho, se ha dado carpetazo al asunto a base de multas, pero sin depurar responsabilidades. Si no se implementan medidas correctoras, corremos el riesgo de que, cuando haya pasado tiempo y nos hayamos olvidado, algunos vuelvan a correr grandes riesgos y cometer los mismos errores.

En definitiva, este es un libro necesario para comprender un momento de la historia. Quizás es un poco largo, aunque su lectura es amena como pudiera ser la de una novela de intriga, sólo que ésta no es ficción.

Selección de idioma: